Cavitación hidráulica

Por Cirublog / hace 3 años / 0 Comentarios ».

En esta sociedad especializada en los avances tecnológicos y en su aplicación en los tratamientos estéticos y de belleza, se pueden encontrar, casi en cualquier lugar, anuncios que ofrecen tratamientos de cavitación hidráulica para acabar con la celulitis que padecemos tantas mujeres.

A primera vista, estos términos científicos nos suenan muy exóticos y novedosos, pero a menudo, quizás por desconocimiento, no nos atrevemos a someternos a estas terapias tan extendidas.

Vamos a explicar en qué consiste el tratamiento por cavitación hidráulica y en qué nos beneficia.

¿Cómo se produce la cavitación?

cavitación contra la celulitisTécnicamente hablando, la cavitación se produce por diferencias de presión que originan burbujas o cavidades gaseosas dentro de una sustancia líquida. Estos descensos bruscos en la presión se originan, por ejemplo mediante hélices, bombas hidráulicas, ciertos tipos de válvulas y otros equipos o construcciones, como por ejemplo en los puentes sobre el agua. Incluso se dan en el medio natural sin que medie el hombre, por ejemplo, en el lecho de los ríos, o en el movimiento o propulsión de ciertos organismos marinos, como en el caso del delfín y los poderosos movimientos de cola que le permiten nadar.

Todo esto suena muy específico, pero es esencial para entender su aplicación en la medicina estética.

Cuando las burbujas o cavidades producidas implosionan, se producen ondas que pueden literalmente golpear una superficie y con el tiempo se producen daños significativos, de modo que pueden producirse roturas de los elementos. Este fenómeno no es del todo negativo, ya que se aprovecha en aplicaciones de limpieza industrial, o tratamientos no invasivos para disolver ciertos tipos de tejidos, como en el caso de los cálculos renales, y como no, en el tratamiento de la celulitis.

¿Cómo disuelve la celulitis?

Pero ¿En qué se basa la cavitación hidráulica y cuál es su aplicación sobre el cuerpo humano? La cavitación se produce a partir de la generación controlada y repetida de micro-burbujas de vacío en el interior de un líquido, fluido o material fisiológico, que posteriormente implosionan. Este tipo de procedimiento se caracteriza por lograr romper las compactas y arraigadas estructuras de los depósitos grasos localizados, es decir, de la sufrida celulitis.

Estas zonas en las que se acumula la grasa suelen resistir a las dietas de adelgazamiento, dado su carácter de almacenamiento en el cuerpo y no son difíciles de eliminar, asimismo, mediante el ejercicio o los masajes. La cavitación consigue manipular y actuar sobre estas zonas concretas, liberándolas de los depósitos adiposos. Es un reafirmante muscular y moldeador del cuerpo que obtiene resultados en pocas sesiones.

El principio físico de la cavitación, sin embargo, no se ha utilizado en la medicina estética hasta hace relativamente poco, a pesar de ser un procedimiento que no requiere intervención quirúrgica y que es bastante sencillo.

Las sesiones provocan la destrucción de la célula adiposa y producen la consecuente transformación de la grasa en una sustancia más líquida, conocida como diglicérido, que puede ser eliminada sin problemas a través del sistema linfático y las vías urinarias.

Las células grasas se ven expuestas a una sobrepresión, que rompe sus membranas y desencadena la destrucción de los adipocitos. Las partículas fuertes que contienen los triglicéridos, se fragmentan en diglicéridos, pudiendo ser éstos últimos expulsados a través de la orina. De este modo, a través de una emulsificación de la grasa, se consigue cambiar el estado de los depósitos grasos, de sólido a líquido y se convierten en una sustancia fácil de eliminar.

Es aconsejable seguir una dieta hipocalórica y beber, al menos, dos litros de agua antes y después de cada tratamiento, pues es necesario y una parte básica para eliminar la grasa sin demasiados problemas.

Elimina la celulitis sin efectos secundarios

De nuevo, como venimos defendiendo en estos ejemplos de tratamientos estéticos, debemos hallar un profesional que nos dé garantías de que el tratamiento es completamente seguro, que nos explique todo el proceso y la actuación en el caso de presentarse complicaciones.

Los efectos adversos son muy escasos y de poca importancia, siempre que sea aplicado por una persona cualificada. Estos problemas se resumen en una menor actuación sobre las células adiposas y por tanto, un mal funcionamiento de la terapia o problemas para eliminar la grasa mediante la orina. No obstante, es una buena idea comentarle al médico que nos vamos a someter e este tratamiento, por si no resulta bueno para nosotros.

Precios y tarifas

celulitis eliminada cavitaciónEn cuánto a los precios y tarifas, la sesión de cavitación suele rondar entre los ochenta (80) y los cien (100) euros. Sin embargo, es muy frecuente encontrar ofertas que combinan varios tratamientos contra la celulitis, como masajes drenantes o las plataformas vibratorias, o la cavitación con algún otro tratamiento corporal, como los peelings o tratamientos hidratantes, que siempre vienen muy bien. De esta manera resultan más económicas.

De nuevo, en la clave de saber buscar lo que más nos conviene y qué tratamiento será el adecuado, la opinión de un especialista es fundamental para ayudarnos a elegir de forma óptima.

Así mismo os invitamos a compartir con nosotros vuestras experiencias, opiniones y qué resultados habéis obtenido con la cavitación hidráulica así como otros métodos que hayáis probado para eliminar la celulitis de forma efectiva.

Cavitación hidráulica
Puntúa este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *