Financiación para una cirugía plástica

Por Cirublog / hace 7 meses / 73 Comentarios ».

Uno de los principales obstáculos que se tienen cuando se aspira a realizarse una cirugía plástica esta relacionado con los problemas financieros, ya que este es uno de los procedimientos quirúrgicos más caros que existen.

Procedimientos como los del aumento del busto, rinoplastia, la abdominoplastia y la cirugía estética en general, tienen costos demasiado elevados y difícilmente accesibles para todas las personas. Esto sucede porque además del costo propio de la cirugía, se incluyen otros gastos por concepto de honorarios del especialista, gastos no previstos, anestesia, la estancia en el hospital, así como los medicamentos. Todos ellos son costos que el propio paciente deberá cubrir ya que no son cubiertos por el seguro.

financiación cirugía estéticaBásicamente estamos hablando que en total, una cirugía plástica podría generar gastos del orden de los 5.000 a los 10.000 euros y en muchos casos esta cifra puede elevarse aun más.

Por esta razón la opción más viable para las personas que desean hacerse una cirugía plástica y no cuentan con el capital necesario para cubrir todos los gastos, es acceder a una financiación para una cirugía plástica, ya sea a través de las tarjetas de créditos o de los préstamos.

Préstamos especiales para operaciones

En este caso, los préstamos van enfocados específicamente a aquellas personas que potencialmente están en busca de practicarse una cirugía plástica, teniendo como particularidad el que con frecuencia muchas entidades firman acuerdos con los cirujanos, así como con las clínicas de cirugía, para ayudar a que los pacientes que requieran de un procedimiento de este tipo puedan acceder a una financiación que les permita hacerse la cirugía plástica.

Es común también que el trato con el cliente sea mucho más personal, asignándose a un representante de la entidad financiera, con lo que se tienen mayores posibilidades de que el préstamo sea aprobado rápidamente.

Por lo general es mucho más sencillo acceder a un préstamo para una cirugía plástica que para otras formas de financiación, ya que en muchas ocasiones estos préstamos suelen ofrecer un importe muy por encima de los límites de las tarjetas de créditos.

Por otra parte, las tasas de interés que se aplican comúnmente son muy parecidas, aplicándose intereses que van desde el 14 al 20%, en tanto que algunas de las entidades llegan a ofrecer precios particularmente bajos del orden del 8 o 9%, para aquellas personas con un historial crediticio ejemplar. En este caso, también se recomienda el informarse con la entidad si ofrecen algún tipo de plazo especial para comenzar a pagar su primer vencimiento sin la aplicación de intereses, ya que igualmente es posible encontrarse con una financiación que ofrezca un interés del 0%, sin pago inicial y sin garantía, durante los primeros 12 meses del préstamo.

Formas de pago

financiación cirugía plásticaEn cuanto a los plazos de amortización que se tienen en la financiación para la cirugía plástica, estos también suelen ofrecer una ventaja para el cliente, ya que frecuentemente son creados a plazos de 12, 24, 36, 48 o 60 meses, con lo cual se tienen un plazo fijo para los pagos mínimos hasta en tanto la financiación quede completamente liquidada.

Si bien es cierto que las tarjetas de crédito pueden permitir el pago de un menor importe al mes, al final le terminará costando mucho más caro a largo plazo, esto es porque a que en un mayor plazo de tiempo, los intereses se siguen acumulando, con lo que se generará una deuda por el financiamiento de la cirugía plástica durante un periodo de tiempo más prolongado.

En conclusión, si se está en busca de un procedimiento de cirugía plástica y no se dispone del presupuesto suficiente para llevarla a cabo, la alternativa ideal es la financiación para una cirugía plástica. Sin embargo, es importante que la persona se asegure de que su estado financiero actual y a futuro, le permitirá solventar la deuda que se está solicitando, sin que esta al final termine por convertirse en una carga financiera imposible de pagar. Además de tener en cuenta este aspecto, también se tiene que considerar que todas las condiciones y cláusulas estipuladas en la financiación, se encuentren dentro de los términos y condiciones que se establecieron para el préstamo, así como asegurarse cuáles son las tasas de préstamos adicionales que pudiesen estar asociadas al importe total de la financiación original.

En base a esta información se deberá tomar la decisión de qué tipo de préstamo es el más indicado de acuerdo, tanto a la solvencia económica que se tenga, como al tipo de cirugía a la que se pretende acceder con la financiación. En caso de hacerlo, la financiación para la cirugía plástica sin duda es una buena opción para realizarse ese procedimiento quirúrgico que tanto se anhela y que de otro forma seria muy complicado de conseguir.

Siempre que decidamos llevar a cabo este tratamiento debemos tener ciertas cuestiones en cuenta. Los mejores resultados solo podrán conseguirse en centros o clínicas especializadas y con las instalaciones necesarias. En ellas, los profesionales mejor cualificados resolverán nuestras dudas y temores dándonos una seguridad realmente importante a la hora de la intervención. Si en vez de la calidad buscamos el precio más barato y que mejor se adapte a nuestro bolsillo podríamos encontrarnos posteriormente con resultados para nada deseados y que incluso podrían repercutir en nuestra salud.

Os aconsejamos controlar un poco el tema de los préstamos personales antes de lanzarnos a financiar alguna intervención estética, buscar la opinión de un profesional externo o acompañarnos de algún familiar o amigo con conocimientos en el tema, puede servirnos de gran ayuda.

Financiación para una cirugía plástica
4.4 (88.42%) 19 votes

73 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *