La técnica de lipoláser, una liposucción menos invasiva

El lipoláser es un nuevo método disponible para luchar contra la grasa localizada. Con el paso del tiempo y tras comprobar los grandes resultados que está dando, se está expandiendo de una forma rápida, convirtiéndose así en uno de nuestros mejores aliados para luchar contra las cartucheras, michelines o incluso la papada.

La utilización de esta técnica está recomendada para esas difíciles zonas que hemos comentado, en las cuales la grasa se acumula y no somos capaces de eliminarla mediante el ejercicio o la dieta, bien por falta de constancia, o simplemente por no lograr los resultados esperados. De este modo, para someterse a una intervención con lipolaser, no podemos presentar un estado de sobrepeso demasiado grave, pues sería totalmente desaconsejado, y tal vez, resulte más efectivo realizar una liposucción, de todas formas, será el profesional quien decida qué tratamiento se adecua más a sus necesidades y objetivos, basándose en un estudio personalizado. En caso de que la grasa que deseemos eliminar no se encuentre en grandes cantidades a opción de la lipolaser puede estar presente siempre y cuando estemos convencidos de dar este paso.

Antes de decidirnos por una intervención a través de lipoláser, debemos acudir a un cirujano o especialista cualificado en la materia, comentarle tanto nuestras posibles preocupaciones como todas nuestras dudas acerca del tratamiento y la técnica, así como también se nos realizará un estudio para comprobar la viabilidad de la operación, pues cada paciente requiere atención individualizada, y tras esta consulta informativa, será el paciente quien decida si realmente se decanta por la utilización de lipoláser, o por el contrario opta por algún otro tratamiento de reducción de grasa localizada como la criolipólisis o la cavitación. En cualquier caso la elección debe ser personal y llevada a cabo con fines saludables o para encontrarnos agusto con nuestro cuerpo.

Intervención

antes y despues del lipoláserEn la intervención mediante lipoláser se necesita anestesia local, lo cual reduce los riesgos de la misma, y su duración suele ser de entre 1 y 2 horas, dependiendo la zona, pues algunas son de más fácil acceso que otras y de la cantidad de tejido adiposo acumulado.

La operación comienza con una pequeña incisión, o varias, según el caso a través del cual se introduce la cánula equipada con láser, de forma que poco a poco se van destruyendo los adipocitos debido al calor. La grasa se eliminará de forma natural por nuestro organismo, o será succionada con una cánula adecuada a la situación, con el fin de que no resulte muy agresivo para el paciente. Además de eliminar la grasa, el lipoláser es especialmente beneficioso para nuestra piel, pues mejora su tensión y estimula la producción de colágeno, como consecuencia de esto, se logra minimizar la piel sobrante, o flacidez tras el tratamiento.


Tras realizar este paso, el cirujano procederá a cerrar las incisiones y poner fin a la intervención. El paciente no deberá permanecer demasiado tiempo más en las instalaciones, y podrá marcharse a su casa en el mismo día.

Los resultados del lipoláser podríamos decir que son inmediatos, pues el paciente puede observar la reducción de volumen tras finalizar la intervención, aunque se lucirán mejor pasado un mes o mes y medio, además la piel se ira adaptando poco a poco, luego debemos contar con la mejoría que esto supone.

Recuperación y postoperatorio

Una de las ventajas del lipoláser es su rápida recuperación. El paciente abandona el centro en el día, por lo general con un vendaje especifico para la zona que ha sido intervenida, y se reincorpora a la rutina laboral al día siguiente si no se trata de un trabajo demasiado físico. En los casos en los que no sea así, se deberia acudir al profesional quien evaluará los plazos a seguir para la reincorporación al trabajo.

Será importante seguir las indicaciones del cirujano durante el postoperatorio, sobre todo en lo que se refiere a la faja o el vendaje, su colocación correcta y el plazo durante el que llevarlo. Es totalmente recomendable seguir las instrucciones al pie de la letra y no interrumpir el tratamiento por nuestra cuenta, pues podría empeorar nuestra condición de salud.

La mayor parte de los pacientes que someten al lipolaser, dicen no sentir dolor, y en algunos casos pequeñas molestias, que remiten con los fármacos adecuados.

Precio del lipoláser:liposupción por laser

Los precios del lipoláser en la mayoría de clínicas serán bastante cercanos a los habituales para una liposucción común. Si bien pueden variar ligeramente dependiendo de las zonas, no debemos asustarnos esperando una factura desproporcionada solo por utilizar una técnica más novedosa.

El importe de una intervención con lipoláser puede rondar los 3.000€-5.000€ dependiendo siempre de qué zona de nuestro cuerpo tratemos y cómo vayamos a llevar a cabo la operación, pues es muy común que una vez nos decidimos a una cirugía estética como esta, realicemos algún retoque más en otra zona de nuestro cuerpo y en ocasiones incluso, se utilice la propia grasa del paciente para rellenar los glúteos, por ejemplo.

Además, en una intervención estética como el lipoláser, el precio suele incluir además de los honorarios del equipo médico y cirujano, la habitación, una posible faja y las curas y revisiones posteriores. Es importante conocer cuales de estos aspectos cubrirá y cuales no, pues puede que al final esa estupenda oferta, sea simplemente un precio promocional dejando muchas carencias en el servicio final y teniendo que pagar un precio mayor por todo lo que engloba el lipoláser.

Resultados que puedo obtener con el lipoláser:

Como toda intervención estética cuando nos planteamos esta cirugía, buscamos unos resultados buenos y rápidos. La paciencia es importante en este tipo de prácticas, pues nuestro organismo debe acostumbrarse poco a poco a su nueva situación.

El lipoláser ofrece grandes resultados siempre que la zona a tratar sea de una concentración relativamente baja, es decir, no demasiado extensa y con cúmulos muy localizados, como por ejemplo la zona de la papada.

Los resultados serán visibles conforme avance el postoperatorio, y sin duda alguna, serán muy positivos si hemos optado por un reputado cirujano. Podremos comenzar a ver los resultados a medida que eliminemos las vendas y apósitos colocados tras la cirugía, aunque es normal que en las primeras semanas la zona sufra hinchazón o incluso irritación.

Diferencias entre el lipoláser y la liposucción

  • El lipolaser, está indicado para zonas concretas, de grasa localizada, mientras que la liposucción es una intervención de mayor magnitud, en la que la zona a tratar suele ser mayor, y el paciente presenta un sobrepeso que sería imposible de tratar mediante el lipolaser
  • lipoláser resultadosMientras que la liposucción suele conllevar anestesia general en la mayoría de los casos, la intervención con lipolaser, hace que sea solamente necesario utilizar anestesia local, acortando así el periodo de ingreso en clínica, y reduciendo los riesgos que conlleva la anestesia.
  • Otra de las diferencias importantes es el periodo de recuperación. Va asociado a la magnitud de la operación, la liposucción conlleva un periodo de reposo y unos cuidados más intensos, simplemente porque la zona tratada es mayor, mientras que la recuperación tras el lipoláser es casi inmediata realizando vida prácticamente normal en apenas 2 o 3 días.
  • Con la técnica del lipolaser, nuestra piel además es reforzada y se tensa, lo que hace que se eviten pliegues o flacidez tras la operación, síntomas que en ocasiones pueden llegar a aparecer con la liposucción.

Tras analizar la técnica del lipoláser, podemos concluir que se descubre como una solución rápida y efectiva a la grasa acumulada, ya que sus resultados se prolongarán en el tiempo si se mantiene una vida sana. Presenta algunas importantes ventajas con respecto a la liposucción, como por ejemplo que se puede utilizar para zonas donde la liposucción no puede realizarse por su escaso tamaño.

Recomendamos siempre escoger un clínica o centro médico que este correctamente preparado y siempre con las máximas exigencias en materia sanitaria. Si tiene cualquier tipo de incertidumbre, no dude en consultar con los muchos centros que hoy en día realizan este tratamiento, pues le despejaran todas sus dudas, le asesorarán acerca de que tratamiento es el más adecuado y le realizarán un estudio personalizado donde podrá saber con certeza los resultados que puede esperar tras la intervención.

¿Buscas centro para someterte a una intervención con lipoláser y no sabes cuál? Aquí te aconsejamos con garantías y confianza:

El lipoláser es un avance más en los tratamientos de liposucción que existen hoy en día, una técnica menos invasiva, con más sencilla recuperación y resultados más precisos. Te ayudamos a encontrar clínica de:

A menudo algunos pacientesfigura deseada esperan que la cirugía sea magia que resuelva sus problemas y les deje un cuerpo de película, y por ende, salen decepcionados tras la cirugía. Lo importante es ser realista con la medicina y los grandísimos resultados que se pueden lograr, pero siempre estando debidamente informados.

Alternativas

Existen diversas dietas y alternativas al lipoláser, especialmente para aquellos pacientes que no cuentan con un sobrepeso demasiado grande.

Os queremos presentar el factor quema-grasa, un programa especialmente diseñado para reducir peso y volumen, eliminar la grasa de nuestro organismo de forma natural, sin condicionar nuestra alimentación, sin cápsulas ni pastillas milagrosas, y especialmente, evitando la cirugía.

Muchos pacientes se han beneficiado del factor quema-grasa, os invitamos a probar este programa, pues resulta mucho más económico que este tipo de cirugías y tratamientos.

Si deseas más información acerca del factor quema-grasa, y adquirir el planing completo, tan solo tienes que hacer click AQUÍ.

La técnica de lipoláser, una liposucción menos invasiva
4 (79.01%) 203 votes

42 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *