Todos los detalles sobre la liposucción y la lipoescultura

La liposucción (también llamada lipoescultura), una de las operaciones estrella de las clínicas estéticas de hoy en día, nos permite quitarnos esos cúmulos de grasa que tanto penalizan nuestra silueta y tanto nos incomodan en ciertas ocasiones. Puede realizarse en multitud de partes del cuerpo, desde el vientre y cartucheras, hasta los muslos, rodillas o cualquier zona donde haya un alto nivel de tejido adiposo localizado que queramos eliminar para conseguir esa figura esbelta que tanto deseamos.

Esta técnica, nació en la década de los 70, y la metodología era sencilla: se utilizaba una cánula acoplada a un aspirador, de este modo, hacía una succión lo suficientemente fuerte como para poder eliminar la grasa que con los movimientos circulares íbamos desprendiendo. Como se pueden imaginar, con el paso de los años, la liposucción/lipoescultura ha ido perfeccionándose haciendo este tratamiento mucho menos agresivo y nocivo para nuestro organismo. En la actualidad el procedimiento es similar, pero tanto las herramientas como la cualificación de los médicos han sufrido importantes y necesarios avances, de forma que los resultados, en la actualidad son mucho más satisfactorios para el paciente, el cual se sentirá más a gusto con su cuerpo y tendrá una recuperación más sencilla.

¿Quién es el paciente ideal para hacerse una lipoescultura o liposucción?

liposucciónLa liposucción tiene un paciente tipo determinado, y debemos tener claro, que no es un sustituto de la dieta o el ejercicio si nuestra situación es la de una obesidad considerable, deberemos ponernos en manos de un especialista, que nos ayude a bajar de peso de una forma constante y sana.

Para la liposucción se recomienda que el paciente que desea eliminar algún cúmulo de grasa, sea una persona con una buena salud, y un peso razonablemente normal. El fin de la operación es eliminar el tejido adiposo que se va acumulando y que nos resulta muy difícil eliminar. Debemos ser optimistas con los resultados, pero también realistas. Existen muchos casos donde el paciente espera un milagro más allá de una intervención estética, y tras hablar con el cirujano, y que este le explique los resultados que se pueden esperar se marcha desilusionado. Si queremos obtener unos resultados dignos de admiración deberemos poner de nuestra parte y no dejarlo todo en manos de una operación siempre que sea necesario. Si nuestro estado físico y mental es el adecuado no hay inconvenientes en realizar la operación.


La liposucción y la lipoescultura es una operación que puede hacerte sentir mejor, mejorar tu autoestima y hacerte perder alguna talla, pero lo que no se consigue es transformar a una persona. Por estas razones es importante saber antes de someternos a una liposucción en particular y a cualquier intervención estética en general, qué resultados puedo esperar.

Por regla general, antes de una intervención, cuando estamos hablando con el cirujano, trataremos diferentes temas, como principalmente las zonas a tratar, y las distintas posibilidades para ello, como por ejemplo la abdominoplastia. Debemos exponer nuestros objetivos, y el cirujano, nos explicará cuáles son los resultados posibles según la intervención que vayamos a llevar a cabo, procedimiento que se repite en cualquier intervención estética.

Intervención

lipoesculturaPara que la liposucción tenga un resultado óptimo, el cirujano debe conocer el historial del paciente, saber si sigue algún tratamiento médico, sus hábitos alimenticios, si es fumador, o si sufre alguna enfermedad. Se le indicarán unas normas que debe seguir a rajatabla para que la operación sea exitosa.

La anestesia que se utilizará dependerá de la cantidad de tejido adiposo que se vaya a extraer, las zonas a tratar, y el estado del paciente, variando entre anestesia local y sedación, o anestesia general. Lógicamente será el cirujano el que decida cuál de las dos opciones se utilizará para cada paciente.

La técnica de la liposucción y de lipoescultura es la misma que años atrás. Se prepara una cánula y se conecta con un dispositivo de succión debidamente esterilizado, de esta forma el cirujano tiene una herramienta con la que romper la materia grasa que el paciente desea eliminar tras realizar una incisión, y succionarla para que finalmente, desaparezca de su organismo. Según la magnitud de la liposucción pueden ser necesarias diversas incisiones si así lo requiere la zona o si se trata de varias áreas del cuerpo. Lo que también influye de manera significativa en la duración de la operación, que puede oscilar entre los 45 minutos y las 2 horas, diferencia que se corresponde a una liposucción de una zona concreta y pequeña, o una que agrupe diversas zonas y un mayor cúmulo de grasa.

En ocasiones es frecuente que haya una pérdida significativa de sangre y fluidos, para los casos donde esto vaya a ser más probable, el cirujano, debe haber informado al paciente para haber preparado con anterioridad una auto-transfusión, con el fin de que la operación se complete satisfactoriamente.

Recuperación y postoperatorio de la liposucción y la lipoescultura

Tras la operación, y con el fin de evitar infecciones, pueden someterse a un tratamiento con antibióticos. La zona intervenida será vendada para tratar de conseguir una rápida cicatrización, y que el organismo se adapte a la figura de nuevo, evitando así la inflamación. Este vendaje puede ser necesario que lo mantengamos durante varias semanas, dependiendo de la magnitud de la operación a la que nos hayamos sometido

Más que una regla general, el proceso de recuperación será muy variable, al igual que el abanico de liposucciones que se pueden realizar en la actualidad, por lo tanto la reincorporación al trabajo, puede estar entre 1 y 3 semanas. Se recomienda comenzar a andar lo antes posible, pues el ejercicio suave mejora la salud y acorta el periodo de recuperación, evitando así la formación de trombos.

Los resultados se observaran en su totalidad transcurridos al menos 6 meses de la operación, cuando la hinchazón haya desaparecido por completo. Lo normal es que tras un mes, ya podamos ver progreso y que la zona tratada luce un aspecto mucho mejor comparado con el de antes de la operación.

Por último, se recomienda que para que los resultados de la liposucción se mantengan, y sean un punto de partida hacia una mejor figura y estado de salud, el paciente debe seguir una dieta sana y equilibrada, realizar ejercicio físico y evitar productos dañinos como el alcohol o el tabaco. Estos consejos son básicos para que la lipoescultura llegue a buen término (que no es otro que mantenerse en el peso correcto sin cúmulos de grasa localizados). Estos sencillos y a la vez tan sanos hábitos, harán que en el medio y largo plazo, el paciente obtenga unos resultados mucho mejores de lo esperado si lo lleva a cabo con constancia.

¿Estás buscando una clínica de confianza y que te ofrezca garantías para tu liposucción o lipoescultura? Nosotros te aconsejamos:

La liposucción es una intervención que operación para eliminar grasamuchas personas se plantean en algún momento como después de un embarazo, tras bajar mucho peso y aún tener cúmulos de grasa de gran resistencia… Nosotros te aconsejamos centro para tu:

Antes de someterse a una liposucción, debemos asegurarnos de que la clínica está debidamente acondicionada a la par que cuenta con la autorización para la realización de este tipo de intervenciones. Cualquier duda que tengamos de la operación, los resultados esperados, o el postoperatorio, debemos aclararla con el cirujano, para crear un clima de confianza en el que el paciente no tenga dudas del tratamiento al que se va a someter y sepa con certeza que puede esperar del mismo, esto resulta fundamental para evitar mal entendidos, objetivos que no sean realistas, o sorpresas en los resultados.

Todos los detalles sobre la liposucción y la lipoescultura
4.3 (86.11%) 36 votes

32 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *