Pecho caído: Cómo prevenir y solucionar los senos caídos

Por Cirublog / hace 8 meses / 14 Comentarios ».

Todas sabemos que con el paso de los años nuestro pecho puede empezar a verse caído. Numerosas son las causas que hacen que los senos comiencen a desprenderse, algunas tan lógicas como la edad (con los años la piel no tiene la misma elasticidad y es normal que se desprendan) o incluso otras causas como haber pasado múltiples embarazos, con todo lo que ello conlleva (desde el propio sufrimiento del cuerpo a todos los cambios hormonales hasta el haber dado de amamantar por un tiempo prolongado al bebé).

Sea cual sea la causa principal de la caida de los pechos, afortunadamente tenemos varias formas de poder prevenir esta caida de los senos, así como soluciones para los casos en los que ya no se puede prevenir nada.

En este artículo vamos a explicaros cómo conseguir un pecho firme y terso. Para ello vamos a distribuir toda la información en dos partes. En la primera, vamos a explicaros la prevención que debéis seguir si queréis mantener los senos en su sitio durante el máximo tiempo posible, sin necesidad de pasar por ningún tratamiento quirúrgico ni estético. En la segunda parte, os vamos a hablar de las operaciones que os pueden ir bien para elevar el pecho a su lugar adecuado (esta operación se llama mastopexia de elevación).

Prevención del pecho caido

cPara prevenir la aparición del pecho caido, os vamos a dar un par de consejos. Debemos hacer hincapié en que estas “costumbres” deben realizarse de forma prolongada en el tiempo. De nada sirve estar una semana realizando estos consejos para luego dejarlos de lado. Así pues, deben ser algo que se adapte a tu vida diaria y realizarlo casi diariamente.

Consejo 1: Acabar la ducha con agua fría


La musculatura de tu cuerpo, así como la piel, agradecerá que acabes tus duchas con agua lo más fría que pueda soportar.

Tampoco queremos que te congeles en invierno, pero intenta poner el agua de la ducha más fría al finalizarla (sin que ello te resulte una tortura insoportable) y date con ella por todo el cuerpo, incluidos los senos. Ésto es algo que reactivará la circulación sanguínea de la zona y que tensará la piel al máximo, lo cual va a venirte muy bien para mantenerla joven y elástica. Además si esta ducha se produce tras una sesión de deporte, tus músculos recuperarán mejor.

Consejo 2: Cremas hidratantes y reafirmantes

Puedes preguntar a tu médico dermatólogo qué cremas pueden irte mejor para reafirmar el pecho. Muchos de ellos podrán darte cremas que suelen recetar a las mujeres embarazadas y que tienen la finalidad de evitar las estrías durante el embarazo.

Algunas de esas cremas están especialmente diseñadas a evitar que el pecho se caiga, estando o no embarazada. Una de esas buenas cremas reafirmantes te ayudarán a tu propósito y es uno de los mejores remedios anti caída que podemos darte.

Tomar la costumbre de ponerte esa crema después de ducharte, además de acompañarlo con un pequeño masaje en tus senos, hará que la piel esté más tersa por mucho más tiempo y que los senos estén en su sitio. Es una costumbre que debes adquirir a diario y siempre después de ducharte, pues tus poros estarán más abiertos y la penetración de esa loción será mayor.

Consejo 3: Ejercicio específico para el pecho

Realizar ejercicio que desarrolle y mantenga la musculatura pectoral es uno de los mejores consejos que te podemos dar.

Hay que tener especial cuidado cuando se habla de ejercicio y musculatura, pues muchas mujeres piensan que nos referimos a desarrollar la musculatura exageradamente y alcanzar el cuerpo de un culturista. No es ni de lejos a lo que nos referimos.

Más concretamente, queremos orientarnos a realizar algunos ejercicios con pesas que harán que el músculo sea firme y que gracias a ello el pecho en si quede bien firme con el paso de los años. Tampoco queremos que pienses que debes realizar infinitos ejercicios para ello y dedicarle horas y horas. Podemos decir que realizar estos ejercicios dos o tres veces por semana, con 4 series de 15 repeticiones cada uno es más que suficiente.

El lugar ideal para realizar estos ejercicios es el gimnasio, porque allí encontrarás los utensilios necesarios para ello, además de máquinas más especializadas y completas, pero si no tienes ganas de apuntarte a uno (aunque le podrías sacar mucho más partido) puedes hacer estos ejercicios en casa tumbándote en la cama y utilizando algunas pequeñas pesas que puedes comprar, o con algo como unas botellas de agua llenas.

El primer ejercicio es el denominado “Aperturas”. Os dejamos el siguiente video para que os hagáis a la idea.

También el press con mancuernas es un ejercicio ideal para el mantenimiento de la musculatura pectoral.

Consejo 4: Utilización del sujetador o sostén adecuado

Utilizar un buen sostén que sujete adecuadamente el pecho es algo sumamente importante. Gástate el dinero en algo así porque en realidad estás realizando una inversión en tu salud.

Un buen sujetador hará que la firmeza de tu pecho se mantenga por mucho más tiempo, aunque tú no lo notes en ese mismo instante.

Remedio quirúrgico: Mastopexia de elevación

Cuando ya no hay remedio posible y el pecho está completamente caído, existen operaciones estéticas que arreglan este inconveniente, muy utilizadas por cirujanos plásticos.

La mastopexia de elevación es la operación estética que más se utiliza para elevar el pecho caído. Como decimos, es una operación que se utiliza como última instancia y cuando ya poco se puede hacer por un seno que no ha podido ser elevado por otros métodos.

La mastopexia de elevación puede ser de dos formas: añadiendo prótesis (implantes) o sin añadir. Normalmente es muy común añadir prótesis mamarias una vez la paciente se anima a operarse, pues es verdad que con la inclusión de éstas el pecho da un cambio radical y que los resultados que se obtienen son extremadamente satisfactorios.

Puedes ver fotografías del antes y el después dcce la mastopexia de elevación en el siguiente enlace. En él, existen muchos casos de diversas pacientes que han tenido problemas con la firmeza de sus senos y se han animado a operarse. Podéis ver los increíbles resultados obtenidos.

Ambas técnicas son muy gratas, especialmente en la que se incluyen los implantes. Se pueden colocar por encima o debajo del músculo, dependiendo de la situación del paciente.

Conclusiones

Así pues, si tienes este problema estético y deseas encontrarle solución, deberías comenzar a seguir los consejos que te hemos dado en la primera parte del artículo. Estos consejos en personas jóvenes pueden dar muy buenos resultados a largo plazo y evitar la caída lógica y normal del pecho a lo largo de los años.

En el caso de las mujeres que ya tienen el pecho caído por la razón que fuera, el consejo de un cirujano plástico es el mejor remedio que podemos darte. Con sus consejos estéticos, podrás lucir un pecho muy joven y natural, siempre que después le des los cuidados necesarios y sigas los consejos del médico.

Sea cual sea la opción que consideremos y creamos mejor para nuestro caso especifico debemos tener algunas cosas muy presentes. Debemos encontrarnos en centros o clínicas especializadas y con las instalaciones necesarias si deseamos hacernos una de las diferentes técnicas, siempre que estemos en manos de profesionales no debemos preocuparnos. En caso de tener alguna duda especifica o algún temor en relación con la intervención podremos comentársela al especialista quien la resolverá sin ningún problema.

Generalmente el precio va unido a la calidad de los resultados que obtendremos, por ello no debemos buscar lugares en los que por un precio menos pongan en riesgo nuestra salud a costa de malas instalaciones so personas no cualificadas para esta estilo de intervención.

Conseguir un pecho bonito y cuidado es muy importante para muchas mujeres, por lo que te animamos a que te pongas a ello y que no tengas ningún complejo. Es un problema muy común y con fácil solución.

Foto: Flickr.

Pecho caído: Cómo prevenir y solucionar los senos caídos
3.8 (75.56%) 27 votes

14 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *